Archivo de la categoría: arquitectura

Hechos interesantes del Madrid de los Austrias en la Plaza Mayor:

Los Reyes católicos establecieron una política exterior común marcada por los enlaces matrimoniales con varias familias reales de Europa que resultaron en la hegemonía de los Habsburgo durante los siglos XVI y XVII.

Hoy en día, el legado arquitectónico  de estos hechos es invaluable y principalmente se centra en la parte occidental del centro histórico de Madrid. Constituye el segmento más antiguo, el original sobre el cual va creciendo poco a poco la Ciudad.

plaza arrabal

La Plaza Mayor, en sus orígenes era la Plaza de Arrabal o de las afueras en donde se celebraba el mercado y se intercambiaban productos alimenticios, de vestir, entre otros. Hoy en día si estás en la Plaza un domingo por la mañana, aún puedes intercambiar productos como monedas o billetes antiguos, sellos postales y otras cosas más.

A partir de la denominación de Plaza del Arrabal, fue creciendo la Ciudad y finalmente se le llamó Plaza Mayor. Se ha llamado también Plaza de la República, de la Constitución y Plaza Real.

Entre los acontecimientos importantes encontramos la construcción de la Casa de la  Panadería, frente a la casa de la carnicería que hoy en día aloja la sede del Ayuntamiento del Distrito Sol-Centro.

La construcción de este emblemático edificio, fue inmensamente importante, ya que a partir de esto, la plaza toma forma y se establecen los linderos que hoy en día la constituyen. En nuestro artículo La Casa de la Panadería, se explica la influencia del recinto y el por qué la Plaza no es paralela a la Calle Mayor.

En el siglo XVII sirvió para alojar en sus balcones al Rey y la Reina durante las fiestas importantes como las corridas de toros. El suelo de la plaza era de arena y había un toldo grande, siguiendo con la tradición del Coliseo de Roma, para aliviar a los espectadores del calor y del Sol.

La Plaza sufrió muchos incendios, en principio porque el suelo era de madera, con lo cual, era muy inflamable. Hoy en día esta y otras historias se conservan latentes en los grabados de Las Farolas de la Plaza.

 

Anuncios