Archivo de la categoría: Datos Históricos

-Valor histórico de ruinas de la Plaza Mayor de Madrid.
– Acontecimientos curiosos de la historia de la plaza
-Víspera del 400 Aniversario de la Plaza Mayor “Museo al aire libre”.

¡Cocido Madrileño!

cocido madrid

Historia:

Fueron los judíos sefardíes los que posiblemente introdujeron el uso del garbanzo en pausado estofado en la cultura culinaria española de la época. La adafina ya se puede considerar un cocido o un potaje tal y como los que ahora se realizan por toda España. Tenía unas pocas variaciones como, por ejemplo, que no usaban carne de cerdo, y la carne, básicamente ternera y aves, era desangrada según la tradición kosher. Sin embargo, que el uso de carne de cerdo no fue un añadido “cristiano”, sino que fueron los marranos (nombre con el que se conocía a los judíos conversos) los que comenzaron a introducir chorizo, tocino y, sobre todo, morcilla (que por contener sangre era el manjar porcino doblemente prohibido por su religión) todo ello para acreditar su conversión y evitar problemas con la Inquisición. El plato ya tenía los tres vuelcos que todavía conserva el cocido madrileño.

Ingredientes (para 4 personas)  (libro Everest Pedro Plasencia y Teclo Villalón)

300 g de garbanzos

1 gallina

1 morcillo de ternera

2 codillos de jamón

1 trocito de tocino

Hueso de rodilla de ternera

Zanahoria

Sal

Para el relleno:

Ternera

Un poco de tocino

Miga de pan fresco

Ajo picado

Perejil

Huevos frescos

Repollo

1 chorizo

100 g de jamón

1 morcilla

1 salchicha

1 patata cocida

Salsa de tomate

Preparación:

En una marmita con agua fría se introducen todos los ingredientes que figuran en la cabecera de la receta, excepto los garbanzos y el relleno, y se dejan cocer dos horas a fuego lento; a continuación se extrae el contenido de la marmita y se agregan los garbanzos introducidos en una red (previamente en remojo durante 10 o 12 horas), dejándolos cocer dos horas y media; a la vez se incorpora el relleno (hecho con todos los ingredientes señalados, bien mezclados entre sí) retirándolo a la media hora de cocción.

En otra marmita con agua fría, se hecha el repollo (cortado en cuadros), al levantar la verdura se refresca y seguidamente se pone a cocer incorporándole el chorizo, el jamón, la morcilla, una salchicha y un poco de tocino, dejando todo dos horas o dos horas y media de cocción.

Para servir se dispone de la siguiente forma:

En una fuente se ponen los garbanzos, la carne, el relleno, pechuga, jamón y el hueso de caña con una zanahoria encima.

En otra fuente se coloca el repollo, el chorizo, la morcilla, la salchicha, el jamón y una patata natural cocida, alrededor de la fuente.

En una salsera se pone salsa de tomate natural.

El cocido del restaurante Lhardy, fundado en 1939, es el cocido aristocrático madrileño por excelencia. (Receta de Lardhy).

Anuncios

Receta Higos con Queso Roquefort y algo más

Un poco de Historia:

El higo es una fruta que podría provenir de Asia Occidental, aunque posteriormente se distribuyó por todo el Mediterráneo. Se sabe que el ser humano ya lo conocía y recolectaba antes del año 9000 a. C.

El fenómeno Roquefort arranca en la era jurásica, hace unos 200 millones de años, con el hundimiento de la montaña Combalou. Esta convulsión de la naturaleza formó agujeros y cuevas. Se forma entonces el actual macizo rocoso con las cuevas naturales que influyen en la curación del queso Roquefort y que lo han convertido en un símbolo gastronómico en todo el mundo.

Se estima que la leyenda que rodea a este queso está protagonizada por un joven pastorcillo que olvidó un queso crudo en “Montaña Combalou” y que, al ir a recogerlo cuando estaba hambriento, se encontró su trozo de queso crudo convertido en el actual queso Roquefort.

El Macizo de Combalou es geológicamente excepcional. Se trata de un acantilado comparable a una esponja, con cuevas y ramificaciones internas por donde circula el aire a una temperatura constante y con una capa de agua en el subsuelo procedente de las lluvias que caen sobre las mesetas.
La ventilación subterránea es una de las claves del microclima que existe en el interior de las cuevas, regulando de un modo natural a lo largo de todo el año las cargas de frío y humedad acumuladas en la masa rocosa.
El microclima natural de la montaña Combalou, que se extiende a lo largo de 2 km. De largo por unos 300 de ancho y otros 300 de profundidad, es uno de los aliados naturales de la curación del Roquefort.

Higos Queso Roquefort

Receta Higos con Queso Roquefort:

Ingredientes (para 6 personas)

12 higos maduros

350 g de queso azul español desmenuzado

Aceite de oliva virgen extra

Romero fresco para decorar

Preparación:

Partir los higos por la mitad y poner 4 mitades en cada plato. Poner un poco de queso azul en cada plato. Rociar los higos con un chorrito de aceite de oliva. Decorar con romero fresco.

La Casa de la Panadería de Plaza Mayor

casa_panaderia

¿Quién ha venido a Madrid y no ha pasado por la Plaza Mayor? ¿Qué madrileño no ha acudido a ella “miles” de veces?

Tanto turistas como residentes, ven la plaza como todo un conjunto, y muy pocos saben y menos intuyen que la Casa de la Panadería (actual sede del Ayuntamiento del Distrito-Sol) es muy anterior al resto de la construcción y que precisamente por eso de existir con anterioridad, hace que la plaza no tenga líneas paralelas con la calle Mayor que está tras ella.

La plaza se construyó en los primeros años del siglo XVII, la Casa de la Panadería se levantó mucho antes, en la centuria anterior, el 6 de noviembre de 1589, que fue cuando el Ayuntamiento aprobó los planos presentados a Diego Sillero según referencias del libro “Sucedió en Madrid” de José del Corral.

Después, hasta 1617 no hizo Juan Gómez de Mora los planos de la plaza Mayor, al hilo de la Casa de la Panadería, y hasta 1619 no se acabaron las obras de la nueva plaza.

En cuanto a la Casa de la Panadería, añadamos que el Ayuntamiento ordenó que su lugar de construcción fuera «junto al corral de los toros»

6

 

Ensaladilla Rusa

Historia:

El origen de la ensaladilla rusa se remonta a 1860, cuando el chef Lucien Oliver Guillerminay del restaurante Hermitage de Moscú hizo la primera preparación de este plato. De allí también que se conozca con el nombre de Ensalada Oliver, en honor a su inventor. Cuando el Hermitage cerró en el año 1905 la receta original se perdió inexorablemente, siendo imposible reproducirla hoy en día debido a la inexistencia de documento o receta que describa su elaboración exacta. El plato trascendió más allá de los Montes Urales, y se expandió a Ucrania donde se le agregaron ingredientes más baratos tales como guisantes tiernos y pepinillos, y el venado fue sustituido por pollo. Actualmente es uno de los platos que más se consumen en Rusia. En las ciudades cercanas al extremo oriente de Rusia le agregan arenque y también pepinos no encurtidos. En el sur de Rusia, en las inmediaciones de Volgogrado, le añaden vinagreta y zanahoria.

Ingredientes: (Para 4 personas):

2-3 patatas (450 g)

4 zanahorias

2 huevos

20 aceitunas verdes rellenas

3 cucharadas de guisantes en conserva

2 latas de atún en aceite (200 g)

2/4 de mayonesa casera

100 g de gambas peladas

Sal

Perejil

Preparación:

Colocar las patatas (limpias y con piel) a cocer a fuego suave en una cazuela con agua. Pelar las zanahorias y añadir al agua. Dejar cocer (patatas y zanahorias) durante 25 minutos. A los 25 minutos de cocción, introducir los huevos, 1 cucharada de sal y dejar cocer durante 10 minutos más.

Escurrir el agua, dejar que se temple todo. Reservar las zanahorias en un plato y pelar las patatas y el huevo.

Picar la patata y el huevo en daditos. Cortar las zanahorias en 4 cuartos a lo largo. Apilar los trozos y cortarlos perpendicularmente hasta conseguir trocitos pequeños.

Cortar las aceitunas por la mitad y después finamente.

Pasar por agua hirviendo las gambas peladas 2 minutos. Escurrir el agua y dejar que se templen.

Poner la patata, el huevo, la zanahoria y las aceitunas en un cuenco grande, agregar los guisantes, el atún desmigado y las gambas. Incorporar la mayonesa, mezclar suavemente. Probar, poner a punto de sal y servir. Adornar con una rama de perejil.

A disfrutar en el verano!!

Estatua ecuestre de Felipe III

estatua-felipe-III-plaza-mayor.jpg

 

La estatua ubicada en el centro de la Plaza Mayor, tiene una historia singular que contar. Felipe III ordenó construir la Plaza Mayor y también su propia estatua. La tarea de construcción de la estatua fue encargada a Juan Bolonia y culminada por su discípulo Pietro Tacca en 1616. Se ubicó inicialmente en un jardín real y coto de caza (actual Casa de Campo de Madrid) y fue trasladada a la actual Plaza Mayor por orden de la Reina Isabel II en 1848.

Pero la historia comienza ahora, una vez trasladada al centro de la plaza, por 83 años el pueblo le atribuyo una especie de maldición. Cuando la gente andaba cerca de la estatua en días de calor, el olor era insoportable. Las autoridades limpiaban pero el olor persistía.

En 1931 se proclama la Segunda República. Los reyes habían perdido mucha popularidad y comienza la exaltación anti-monárquica. La gente empezó a insultar a la estatua, de insultos pasaron a pedradas y de pedradas, un día a un joven republicano se le ocurre introducir un petardo de gran potencia por la boca del caballo, que para aquel entonces estaba abierta y explota la estatua con gran sonoridad. De ella salen plumas y huesos que llevaban mucho tiempo dentro a causa de que los pájaros entraban en ella como refugio y luego no encontraban la salida en la oscuridad. Era un cementerio de aves.

Por suerte la estatua se restaura y hoy en día la admiramos en ocasiones especiales como la reunión de la selección española de #basket en la PlazaMayor, el corazón de Madrid.

basket

 

Y….. en boca cerrada no entran moscas, ni pájaros, ni nada 😉

Anchoas con queso

Historia de las anchoas:

Un salador italiano, Giovanni Vella Scaliota, fue el inventor de los filetes de anchoa en aceite, hecho ocurrido en el año 1883.
Comenzó a realizar en fábrica todo el proceso de limpiar la salazón para luego formar dos tiras o filetes quitando la espina central y envasar las tiras en latas, utilizando mantequilla derretida como cobertura. Las anchoas preparadas así por Vella eran muy sabrosas pero por su elevado costo y otros motivos siguió agudizando el ingenio y tras unos cuantos experimentos y probaturas, llegó a la conclusión de que el aceite de oliva de 0 grados de acidez, era el mejor soporte para lo que pretendía.
Nacieron así los filetes de anchoa en aceite, tal como ahora conocemos. El invento fue un éxito y pronto fue seguido por muchos fabricantes.

Nosotros te los servimos con queso 😉

Farolas de la Plaza Mayor

Contiene información histórica grabada de los hechos más trascendentes ocurridos en la plaza.

Construidas gracias a un grupo de intelectuales urbanistas hacia la época de 1980, las farolas que iluminan la Plaza Mayor de Madrid, están allí por varias razones.

Además de servir para iluminar, de banco, y de elemento decorativo, estas estructuras contienen bajorrelieves incrustados que desvelan los momentos más importantes de la historia de la plaza.

Uno de los dibujos representa el juego de cañas, en 1619, como se conocía por entonces a las corridas de toros. Porque aquí las hubo, como también en un tiempo se celebró el Carnaval, que eran fiestas al aire libre.

Aparece reflejado, asimismo, el incendio de 1790 que fue uno de los cuatro incendios que asoló la zona y que dejó la plaza prácticamente reducida a cenizas. Tan solo sobrevivió la Casa de la Panadería, situada justo al lado de la actual oficina de turismo. Fue Juan de Villanueva el arquitecto que reconstruyó la plaza cerrando el viejo recinto urbano a través de grandes arcadas y homogeneizando la altura del caserío rebajando en dos alturas las fachadas.

relieves

Otro de los hechos representativos que aparece reflejado en la estructura, es el menos agradable uso que se le daba como patíbulo, de manos de la Inquisión, entre 1609 a 1822. En la Plaza Mayor se ajustició a mucha gente, entre otros sistemas, mediante el garrote vil, inventado por los romanos y utilizado en España hasta 1974.

Mucha de la gente ajusticiada erróneamente eran personas avanzadas en conocimiento científico y fueron ajusticiados por tener nuevas ideas. ¿Es la ignorancia un elemento egoísta del ser humano?

Hasta pronto…